Bolsas de yute una alternativa natural

Muchas cadenas de supermercados ya están intentando que los consumidores gasten menos bolsas desechables, proponiendo bolsas reutilizables a la venta. Sin embargo, estas bolsas, incluso si se pueden volver a utilizar, no son biodegradables y por lo tanto no son ecológicas.

La mayoría de estas bolsas reutilizables y supuestamente "verdes" están hechas de polipropileno no tejido, un tipo de polímero plástico, que requiere aproximadamente 28 veces más energía que la necesaria para producir el plástico utilizado en la mayoría de las bolsas desechables, y ocho veces más energía que la producción de una bolsa de papel.

Buscando una alternativa natural,  el yute ofrece muchas ventajas a la hora de fabricar bolsas de compra ecológicas. A diferencia de las bolsas de plástico reutilizables fabricadas en polipropileno, el yute permite integrar el desarrollo sostenible en el proceso de producción. Es una materia prima natural, muy resistente y muy conveniente para la fabricación de bolsas. El yute es una excelente alternativa natural, una planta muy versátil y famosa durante siglos por su resistencia.

La raíz de la planta de yute tiene un papel fundamental en las áreas de cultivo, ayudando a mejorar la fertilidad del suelo sin el uso de productos químicos. Rotando los cultivos, con otras plantas como el arroz y las patatas, el yute actúa como una barrera natural anti-plaga evitando que las enfermedades vehiculadas por los parásito contaminen a otros cultivos. El yute contribuye también a enriquecer el suelo aportando materia orgánica y micronutrientes.

De esta manera, las bolsas de compras ecológicas, diseñadas con cuidado, contribuyen tanto  a preservar el medio ambiente como a satisfacer los consumidores.

Comentarios

Entradas populares