Materiales para hacer una composta

Para hacer composta puedes aprovechar los residuos vegetales del jardín y del hogar en vez de tirarlos a la basura y contaminar.  La composta es un abono orgánico que te servirá para mejorar la tierra del jardín o  tu huerto y para alimentar tus plantas hortalizas.

 La pila de composta necesita tres clases de materiales

Vegetación Madura: Hierbas, hojas (cuidar que no sean de nogales), paja, pasto y cultivos de composta secos, incluyendo algunos materiales leñosos, como el rastrojo del maíz picado. El material maduro provee de carbono orgánico, que es la fuente de energía para todas las formas vivientes, aserrìn es importante que lo apriestes con tu puño si se compacta tiene mucha grasa y es mejor dejarlo fuera.

Vegetación Inmadura: Hierbas frescas, pasto verde, desperdicios de cocina (cascàras de todo tipo de vegetales y de huevo, servilletas, bolsitas de te, restos de cafè), incluir una pequeña cantidad de huesos (nada de carne, pues no querrás perros escarbando en el montón de composta, tampoco grandes cantidades de grasa), cultivos de composta verdes. Todos estos materiales proveen nitrógeno que permite a los microorganismos desarrollar sus cuerpos o estructuras con las que digieren su fuente de energía de carbono.

Tierra: Para iniciar el proceso de descomposición, es necesario un poco de bue­na tierra de las camas que tiene valiosos microorganismos. La tierra evitará una infestación de moscas y malos olores, ayudará a retener la humedad, y permitirá que la pila de composta se descomponga más lentamente; lo que asegura que la pila sea más fácil de mantener.

A algunas personas les gusta tener su composta bajo control en un silo y algu­nas otras utilizan un tambo o cualquier otro recipiente. Esto no es necesario, pero si prefieres utilizar algún tipo de recipiente, asegúrate de que la composta tenga suficiente aire para respirar y así, se produzca el tipo adecuado de descom­posición.



Comentarios

Entradas populares