Yo quiero comer lo que produzco (siembro, cosecho, conservo y cocino)

Cuando este proyecto empezó a dar vueltas por mi mente de algo siempre estuve segura, y esto era  que en algún momento comenzaría a comer de mis propias cosechas. Al día de hoy me falta un montón para lograr ser autosustentable, pero me gusta tanto que ya nadie me quita del camino, ¡espero!. No mentiré diciendo que ha dicho fácil, muchos de ustedes saben porque me conocen y porque les he platicado que he ido aprendiendo en el camino; me fui de voluntaria un par de veces a ranchos sustentables, me mantengo leyendo sobre el cuidado de las hortalizas, viendo tutoriales en youtube y he matado un montón de plantas llevando mis manos a la tierra ( ojo no estoy orgullosa de lo último) :(.

 El primer año que me anime a sembrar en casa me fue fatal, me equivoque en casi todo y a final nada se me dio excepto un par de hierbas malas que al final mate también :(, el segundo año comenzaron a crecer en mi huerto en casa  las hierbas de olor y sentí que esto era lo mio en definitiva, de ha poco he ido aprendiendo equivocándome y volviendo a empezar tantas veces que ya ni me acuerdo, pero si algo puedo decir a mi favor en este proceso medio destructivo de aprendizaje es que he tratado de ser siempre respetuosa y agradecida con la madre tierra, he aprendido y reprendido como nunca pensé .

Siempre que hay oportunidad digo que el primer paso para una vida mas sustentable es sembrar y cosechar tus propias hortalizas, el paso dos se enfoca a conservarlas y aprender a aprovecharlas y bueno esas andamos :).

En Noviembre del año pasado cosechamos nuestras primeras hermosas calabazas de casco en el huerto probeta 1, y la verdad no sabíamos bien que hacer con ellas tan gigantes y sobretodo que por lo menos yo no tengo mucha costumbre de comerlas y obviamente no tenia mucha idea como cocinarlas y conservarlas, entonces empieza el paso 2 después de cosechar ¿Cómo comerlas? ¿Cómo conservarlas lo mas posible?, me dì cuenta que si no las partía pueden durar un montón y que si las partía como normalmente son bastante grandes podíamos comer en el momento lo que quisiéramos, cocerlas y congelar una parte para de a poco ir sacando lo que necesito para aplicarme con alguna receta nueva que voy pescando en el camino.

Las calabazas de casco te permiten aprovechar todo de ellas de muy diversas maneras, nosotras que tenemos lombrices destinamos las càscaras  que normalmente de desechan para alimentarlas o para la composta, las semillas se pueden hornear y son buenísimas y nutritivas, se puede hacer jalea o puré con piloncillo para envasar y obviamente hacer un montón de recetas con ellas. Yo ayer recordé que  tenia un par de pedazos en el congelador de la última calabaza que partì de esto hace como tres meses, primero me percate de que estuviera en buen estado y resulta que si, tenia ganas de un pastel de estos que no tienen azúcar procesada ni harina blanca, asì que busqué una receta en Internet y encontré una que me ha gustado y que les comparto acá mismo la dirección por si algún día les interesa, el blog de donde lo tome se llama Nomacakes  y la dirección es esta.- https://equilibrat.wordpress.com/2015/11/27/tarta-de-calabaza-y-coco-sin-gluten-2-opciones-a-elegir/

les dejo unas fotitos del resultado




Comentarios

Entradas populares