Una historía de esas que se dan un poco más allá que del huerto a la cocina

Seré sincera, muy buena para cocinar no soy, me gusta, y cuando lo hago de vez en vez me resulta vamos a decir que interesante pero eso de cocinar todo los días mmmm pero comer diario en la calle no es mi hit, ni me late, ni me es funcional, ni me ayuda económicamente, menos contribuye a estar saludable, así que he aprendido algunas buenas recetas por diversos medios; El primerito y más bello por mi madre y mis abuelas, de allí en más por Internet obviamente, revistas de cocina, algunas recetas me las he quedado producto de algún viaje, otras de algún amor y serán las menos ha de decir verdad  y la que a continuación describiré por un libro, y ustedes han de decir y eso que de raro tiene, pues no mucho lo único diferente fue que era una novela.


La historia empieza acá, hace algunos ayeres Mayra vivía en un lejano país y aprendía de otras culturas y otros idiomas, y aunque amaba la experiencia les diré secretamente que todas las tardes se aferraba a una pequeña balsa que la devolvía por algunas horas a casa en la sección de español de la Biblioteca, en ese tiempo leyó un poco de todo pero cierta tarde llegó a sus manos el libro "Como agua para chocolate" de Laura Esquivel y la receta de chiles en nogada le fue regalada por Tita la protagonista de la historia.


Ese día que leí la receta me entraron unas ganas  de hacer chiles en nogada que difícil podía cumplir ya que conseguir los materiales en aquel lugar y por las fechas era casi imposible, así que a la retro me copié la receta en mi libro de anécdotas viajeras y me fijé el propósito de que regresando a México y cuando fuera época de granada y nuez iría por granadas a la casa de mi abue y haría los más deliciosos chiles en nogada que me salieran ;). El tiempo llegó y remplazando algunos ingredientes que ni conocía, o qué eran muy complicados de encontrar hice mis primeros chiles en nogada para mi cumple en Septiembre, de allí en delante cada año hago los chiles de la temporada y mantengo a un grupo cautivo de mi único platillo estrella :).



El año pasado que empezamos esta hermosa aventura del huerto me hice otra promesa que muchos de ustedes saben ya que la cuento en mis cursos, y esta era que mis primeros chiles de nogada de esta temporada los haría  con granadas y chiles poblanos del huerto. Hoy,  llego el día y los he disfrutado a cada bocado :), la receta no se las pondré ya que no les quiero privar del gusto de leer la novela que por lo menos yo disfruté harto, así que mejor compren en libro y regalen o regálense la receta y la historia.


Comentarios

Entradas populares